Replica Handbags
Replica Longines Watches
Replica Watches
Replica Rolex
Replica Watches
Replica Watches
Replica Watches
Replica Watches

Entendimiento de las diferencias genéticas para la metabolización de los carbohidratos

2 Comments

Read this article in English

Escrito por : Kevin Cann

No hay nada más controversial en el mundo de la nutrición como los  carbohidratos. Hay algunas personas / grupos que condenan a los carbohidratos como un terrorista infiltrándose en nuestra sociedad. En el otro extremo del espectro tenemos personas / grupos que condenan a las grasas saludables de la misma manera y predican una dieta de carbohidratos más altos para las masas. Hay investigaciones que apoyan ambos argumentos por lo que entonces a quien se supone que debemos creerle? La respuesta está en tu genoma.

 

Nuestra reserva genética comenzó a diferenciarse entre uno y otro cuando comenzamos a establecernos en diferentes lugares alrededor del mundo. Algunos grupos de cazadores-recolectores se establecieron en climas fríos, algunos en los climas cálidos, y luego los climas templados. Cada lugar ofrece sus propios retos y presiones evolutivas. Incluyendo una de ellas, la dieta.

 

Por ejemplo, los climas más fríos pueden haber dependido en mayor medida de las carnes de animales para la alimentación y en los climas más calientes  y más húmedos pueden haber dependido más en los alimentos de origen vegetal http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC2377015/ # R8 ) . Esto llevó a la diversidad en un gen específico responsable de la degradación de los carbohidratos, la alfa- amilasa ( AMY1 ) . AMY1 es una enzima salival que comienza la descomposición del almidón en la boca y hace que su sabor sea dulce .

 

Existe una variación AMY1 entre los diferentes miembros de la especie humana. Esta puede ser una razón importante por la que hay tanta variación de persona a persona cuando se trata de la ingesta de carbohidratos. Algunas personas prosperan en una dieta alta en carbohidratos y otros se desarrollan cuando los carbohidratos se mantienen bajo control. Esta es también una razón por la que nunca habrá una sola dieta humana perfecta.

 

La USDA recomienda que toda la población consuma de 45 % a 65 % de sus calorías diarias en forma de almidón. ¿Es esta una correcta recomendación a la parte de la población que tiene un menor número de copias del gen AMY1 ? No sólo es injusto, pero esta fórmula puede crear un futuro lleno de problemas de peso y todas las enfermedades que acompañan el aumento de peso.

 

Abigail Breslin Manell y Paul han hecho algunas investigaciones increíbles en el Monell Chemical Senses Center de Filadelfia . Un estudio en particular miró a la digestión del almidón entre diferentes grupos de AMY1 . El grupo experimental fue de individuos sanos, no obesos y que fueron divididos en dos grupos: el grupo con amilasa elevada y el  grupo con amilasa baja. Los grupos entraron en el laboratorio dos veces, una para ingerir almidón ( el experimento) y glucosa (el control). El grupo con amilasa baja, tenía niveles de glucosa en la sangre más altos , que el grupo de amilasa alta durante el consumo de almidón. Este aumento en los niveles de glucosa en la sangre se prolongó durante las dos horas que los participantes permanecieron en el laboratorio ! Curiosamente , cuando el grupo de amilasa baja consume la glucosa, los niveles del azúcar en la sangre se mantuvieron relativamente consistentes con el grupo de amilasa alta y el azúcar en la sangre no permaneció elevada, como cuando ingirieron el almidón ( http://jn.nutrition.org/content/ 142/5/853.abstract ) .

 

El recomendar una dieta rica en almidones a las personas que cuentan con copias de genes de amilasa bajos los predispone a la resistencia a la insulina y la diabetes. Otra cosa que hay que considerar, es la diversidad dentro de cada grupo. Los seres humanos pueden contener en cualquier lugar entre 2 y 15 copias del gen AMY1 http://www.plosone.org/article/info:doi/10.1371/journal.pone.0013352  . Esto significa que hay una gran diferencia de persona a persona en los niveles de glucosa en la sangre después de exactamente el mismo consumo de almidón.

 

La investigación realizada por Manell y Braslin fue publicada en el Journal of Nutrition en 2012. Este es un fenómeno muy nuevo cuando se mira en la individualidad de la digestión de carbohidratos. Todo lo que sabemos acerca de este tema es que algunas personas responden a la misma comida de almidones, diferente. No sabemos la ingesta de almidón óptima para cada variación todavía. La ingesta de 45 % a 65 % de calorías provenientes de almidones todavía puede ser demasiado, incluso para las personas que contienen 15 copias del gen AMY1 , así que no sabemos aun el nivel de consumo máximo tolerable.

 

La Inflamación subyacente también forma parte de la variable. El Metabolismo de los carbohidratos se descompone cuando la inflamación está presente en el cuerpo. Alguien con 15 copias del gen AMY1 que se ejercita , duerme bien, tiene amigos, y maneja el estrés adecuadamente, puede responder de manera más favorable a la misma comida de almidones, que alguien que tenga el mismo número de copias, pero que es sedentario. Además, la calidad de la comida todavía juega un papel importante. Sólo porque alguien tiene un mayor número de copias AMY1, no significa  que pueda comer una dieta alta en granos y sea benéfica, recuerda el papel de la inflamación.

 

Nadie sabe a dónde nos llevara esta información en un futuro . Definitivamente  saca a la luz algunas cosas. Cada individuo es verdaderamente un copo de nieve único. También nos hace darnos cuenta que hay mucho que  aun no sabemos sobre el cuerpo humano . Tenemos que seguir siendo humildes y realmente escuchar a nuestros pacientes / clientes . Ellos saben más acerca de su cuerpo, que lo que la ciencia sabe.

Leave A Comment

Comments

Comment using Facebook

Comment using RobbWolf.com

  1. Boundless
    March 14, 2014 at 8:07 am

    The “Read this article in English” link is broken and needs to be:
    http://robbwolf.com/2014/01/15/understanding-genetic-differences-carb-metabolism/

Leave a Reply