La Salud Intestinal Y La Obesidad

Nota de Chelo: Te gusta lo que lees? Te gustaria leer otro tema en español? Si tienes alguna dificultad con algun tema acerca de la Solucion Paleolitica en ingles y deseas que el articulo o tema sea traducido al español para mejor entendimiento, porfavor mandame un correo a consuelowerner@gmail.com o deja un comentario en la parte de abajo y hare todo lo posible para ayudarte. Ayudanos a saber que es lo que la comunidad castellana necesita. Muchas Gracias por visitarnos

 

Escrito por Kevin

A muchas personas se les dice que coman menos y que  hagan  más ejercicio cuando la pérdida de peso es el objetivo final. A menudo suponemos que el mayor problema que enfrentamos es la falta de actividad física y el fácil acceso a comida alta en calorías y a alimentos de baja calidad. En algunos casos, esto sin duda puede ser el problema. Baja la bolsa de papitas fritas y haz algo de ejercicio y puede que veas una cierta pérdida de peso. Esta pérdida de peso puede o no puede ser permanente, y en algunos casos incluso puede haberte aumentado de peso. ¿Por qué es que la gente come menos y hace más ejercicio, pero no puede mantener la pérdida de peso? Hay una serie de cuestiones que pueden causar este escenario.

 

Una de las respuestas a esa pregunta está enterrada en el mismo lugar que nos está dando tantos problemas, nuestro intestino. En nuestro intestino hay dos tipos principales de bacterias: Bacteroidetes y Firmicutes. Los estudios en ratones y en seres humanos han  demostrado que la composición bacteriana de los intestinos se diferencia entre los sujetos obesos y delgados. Los estudios en animales y estudios en humanos han demostrado que las personas obesas tienen menos Bacteroidetes y mayores niveles de Firmicutes, pero hay algunos datos contradictorios que difieren en la composición bacteriana en el intestino (Harris, 2011). La distribución bacteriana del intestino en individuos obesos se ha demostrado que aumenta efectivamente la cantidad de energía extraída de los alimentos. Esto se ha demostrado en experimentos con ratones, donde la flora intestinal de ratones obesos cambió como la de los ratones delgados. Los ratones obesos perdieron peso y los ratones delgados aumentaron de peso. Estudios como estos demuestran que la obesidad es una enfermedad fisiopatológico (Turnbaugh, 2006).

 

Este cambio en la flora intestinal puede ser la causa de estar sobrealimentándonos. Andrew Gewirtz demostró que la resistencia a la insulina y aumento del apetito puede ser transferido de ratón a ratón en un experimento que hizo. Incluso nos dice que en el estudio que él cree que comer en exceso no es sólo una cuestión de no tener fuerza de voluntad, sino la composición bacteriana intestinal es lo que está impulsando el apetito (Vijay Kumar-, 2010).

 

La obesidad también ha sido vinculada a muchas enfermedades tales como enfermedades cardiovasculares y el cáncer. La parte interesante es que la flora intestinal pobre también se ha vinculado a las mismas enfermedades. Una de las causas es la respuesta inmune de nuestro cuerpo a la endotoxina bacteriana lipopolisacárido (LPS). Nuestro cuerpo responde al iniciar una respuesta inflamatoria. La inflamación resultante puede suprimir el sistema inmunológico y nos deja abiertos a la enfermedad. Además, la inflamación de bajo grado de LPS se ha relacionado con resistencia a la insulina en los estudios (Wellen, 2004). El otro factor es que nuestra flora intestinal ha evolucionado con nosotros.

 

Una de las formas  en que las  bacterias han evolucionado es  en su capacidad para extraer energía a partir de fibra no digerible. Jumpertz hizo un estudio en donde comparo  la energía extraida de heces para ver la energía consumida, mientras cambiaba  la alimentación de las comidas, que variaban en contenido calórico y la observación de los cambios en la microbiota intestinal. Llegó a la conclusión de que con una disminución del 20% de Bacteroidetes y un aumento del 20% de los Firmicutes se produjo un aumento en la cosecha de energía de alrededor de 150 calorías (Jumpertz, 2011). Este estudio muestra  que la forma  de contar las calorías es ineficaz, ¿cómo puede una persona saber cuál es realmente su gasto de energía?

 

Nuestras bacterias intestinales no son sólo el 84% de nuestro sistema inmunológico, pero también tienen la capacidad para conducir nuestro apetito por alimentos ricos en calorías, aumentar la cantidad de inflamación sistémica a la que nos enfrentamos, y también extraer más calorías de los alimentos que estamos comiendo. El objetivo principal de cualquier programa de pérdida de peso debe ser centrarse en los alimentos que curan el intestino. Por lo general los “malos”, a la bacteria mala les gusta alimentarse de azúcar y carbohidratos refinados, mientras que nuestras bacterias “buenas” se alimentan de frutas y verduras. Esto hace que una dieta paleolítica durante 30 días sea incluso más importante. De esta manera las buenas bacterias pueden superar a las bacterias malas y permitir que nuestro intestino sane.

 

 

 

Referencias

KE Wellen y Hotamisligil GS (2005), la inflamación, el estrés y la diabetes. The  Journal of Clinical Investigation, vol. 115, núm. 5, pp 1111-1119, 2005.

R. Jumpertz, D. S. Le, P. J. Turnbaugh et al. (2011). Balance de energía, los estudios revelan las asociaciones entre los microbios del intestino, la carga calórica, y la absorción de nutrientes en los seres humanos. American Journal of Clinical Nutrition, vol. 94, núm. 1, pp 58-65, 2011.

M. Vijay-Kumar et al. Microbiota intestinal alterada en Toll-Like Receptor Resultados-5 (TLR5) ratones deficientes en el síndrome metabólico. www.pubmed.gov. Consultado el 7 de mayo de 2012.

Turnbaugh, Peter (2004). Una obesidad asociada con la microbiana intestinal con una mayor capacidad para la obtención de energía.

Harris, Kristina (2012). Es la microbiota intestinal  un nuevo factor que contribuye a la obesidad y sus trastornos metabólicos? Journal of Obesity. Obtenido el 1 de mayo de 2012.

 

Referencias en ingles

K. E. Wellen and G. S. Hotamisligil (2005), Inflammation, stress, and diabetes. The Journal of Clinical Investigation, vol. 115, no. 5, pp. 1111–1119, 2005.

R. Jumpertz, D. S. Le, P. J. Turnbaugh et al. (2011). Energy-balance studies reveal associations between gut microbes, caloric load, and nutrient absorption in humans. American Journal of Clinical Nutrition, vol. 94, no. 1, pp. 58–65, 2011.

M. Vijay-Kumar et al. Altered Gut Microbiota in Toll-Like Receptor-5 (TLR5) Deficient Mice Results in Metabolic Syndrome. www.pubmed.gov. Retrieved on May 7, 2012.

Turnbaugh, Peter (2004). An obesity associated gut microbiome with increased capacity for energy harvest.

Harris, Kristina (2012). Is the gut microbiota a new factor contributing to obesity and its metabolic disorders? Journal of Obesity. Retrieved on May 1, 2012.

 

Kevin es el dueño de Genetic  Potential Nutrition. Él es un especialista en nutrición holística y entrenador para atletas de fuerza y bienestar. Él trabaja con  gente que lucha contra enfermedades, y con atletas competitivos. Echa un vistazo a su sitio  www.geneticpotentialnutrition.com.

 

Te gusta lo que lees? Te gustaria leer otro tema en español? Si tienes alguna dificultad con algun tema acerca de la Solucion Paleolitica en ingles y deseas que el articulo o tema sea traducido para mejor entendimiento, porfavor mandame un correo a consuelowerner@gmail.com o deja un comentario en la parte de abajo y hare todo lo posible para ayudarte. Ayudanos a saber que es lo que la comunidad castellana necesita. Muchas Gracias por visitarnos

Categories: Spanish

paleo-transformation

Robb Wolf’s 30 Day Paleo Transformation

Have you heard about the Paleo diet and were curious about how to get started? Or maybe you’ve been trying Paleo for a while but have questions or aren’t sure what the right exercise program is for you? Or maybe you just want a 30-day meal plan and shopping list to make things easier? Then Robb Wolf’s 30 Day Paleo Transformation is for you.

Comments

  1. Jesús Velázquez says

    Chelo, muchas gracias, desde que traduces los textos, aquí en españa te seguimos unos cuantos. Sigue así por favor.

  2. einstein says

    muchas gracias por el articulo, chelo. yo soy un estudiante de la lengua espanola y uso tus textos para aprender la lengua. tambien el contenido me interesa muchisimo, leo las paginas de robb wolf y mark sisson regularmente. esribes de manera facil de entender :-)

  3. says

    Dr. Rafael. Mi nombre es Consuelo Werner. Formo parte de el equipo de Robb Wolf y he estado leyendo su sitio web que me parece realmente interesante. Tengo un sitio oficila en espanol y en ingles acerca de la Dieta Paleolitica y otros temas de salud. Me gustaria saber si estaria interesado en que tome algo de su material y lo pueda publicar en mi pagina. Usted tiene tambien la libertad de darme cualquier tipo de articulo para poder ser publicado. Una de dos.Mi plataforma es bastante amplia porque esta conectada con la de Robb y creo que nos beneficiara a los dos si necesitamos de mas audiencia : ) Digame si esto le interesa. Gracias por visitarnos via robbwolf y si tiene alguna pregunta porfavor mandeme un correo a consuelowerner@gmail.com. Muchas gracias!

  4. Lupe Sanchez says

    A mi me interesa mucho aprender sobre la dieta Paleo, necesito saber si tienen algún nutriólogo en Houston Texas, porque me gustaría empezar la dieta, gracias por sus consejos me interesan mucho!!! :))

Join the Discussion